Edición Nº 2

La Revista

Cuarto Oscuro

Visión Sonora

 

Autor: María Fernanda Antuña

 

Cada año, el Museo Nacional de Etnografía y Folklore (MUSEF) organiza la Reunión Anual de Etnología (RAE), que en su vigésima tercera versión presentó la temática "Repensando el Mestizaje" desde distintos campos de la investigación social, cultural y artística.

"La Construcción Musical del Otro, una reflexión crítica de los usos de la música en el cine boliviano", era la propuesta de debate de Bernardo Rozo, que a partir del análisis de secuencias de películas y el aporte de invitados a la mesa, buscaba articular una reflexión colectiva a propósito de los distintos usos de la música en el cine nacional.

Fueron parte de este evento los directores, Antonio Eguino, Paolo Agazzi, Marcos Loayza y Rodrigo Bellott (por videoconferencia desde Chile); los compositores Alberto Villalpando y Oscar García, los ingenieros de sonido Bernarda Villagómez y Luís Bolívar y el antropólogo visual Eduardo López.

Como parte de la dinámica de trabajo se proyectaron secuencias de películas nacionales y extranjeras que, desde su composición musical suponían, según Rozo, una construcción de sujetos sociales "Otros". Término que en el desarrollo del evento no pudo ser definido.

Si bien la propuesta de repensar el mestizaje desde cine contemplaba aproximaciones interesantes acerca del poder de la música en medios de comunicación masivos como el cine, siendo "constructores de sentido"; el debate fue dirigido por los invitados, desde su experiencia, hacia aspectos más personales, tecnológicos y estéticos en los usos de la música en sus propuestas.

Dependencia Sexual (Bolivia, USA  2003) de Rodrigo Bellot fue musicalizada desde una visión más intima de su director, quien asegura que varios fragmentos musicales "no son momentos que yo conscientemente haya elegido y me doy cuenta que para mí la música tiene que ver con la memoria y que la memoria que es el único determinante de identidad […] aquellos lugares sonoros tienen que ver con la memoria mía, y la capacidad de evocación que tienen en particular, a nivel social, personal y a nivel político-cultural. Nunca he construido una banda sonora externamente". , Bellot, por ejemplo, reconoce que escuchaba la pieza Cardo o Ceniza que está incluida en la película desde que tenía diez años.

El aspecto técnico juega un papel fundamental al momento de crear las bandas sonoras. El pensar que toda la musicalización fuese hecha en estudio, como es el caso de Cuestión de Fe (Bolivia 1995) de Marcos Loayza, antes era impensable. "Había que grabar en estudio, esperar a que se termine la grabación y eso, a diferencia de mi última experiencia que ya lo hicimos todo digital y era mucho más rápido el tomar decisiones puesto que el primer borrador de la música se podía escuchar más rápido. Hace treinta y pico de años atrás había que imaginarse cómo iba a sonar con una orquesta pero lo hacíamos solamente en piano" recuerda Antonio Eguino. La tecnología reduce distancias, dónde puede darse el caso que el director esté supervisando la edición en Europa pero la composición esté siendo realizada en Bolivia, y el ensamblado no represente mayor dificultad.

Una apreciación realizada por Luís Bolívar referente a la función emotiva de la música es que ésta debe estar integrada a toda la creación narrativa y estética presente en la composición cinematográfica "el espectador que sale de una película y nos dice que buena es la fotografía significa que la película es muy mala, porque ésta no solamente va a valer por la fotografía, por su sonido o por su música, edición o dirección, una película va a ser un todo, un equilibrio". Una película no se la ve ni se la escucha por separado.

Sin embargo, los propósitos estéticos tienen mayor peso a la hora de crear, pensar, escoger o producir la música para las películas porque responde más a su génesis artístico.

Esto implica la reflexión en torno al status estético de la música en el cine. Desde lo emotivo en tanto esta relacionado directamente con el autor de la obra cinematográfica, su vivencia y memoria personal, hasta la instrumentalización de la armonía, melodía y ritmos sonoros, dónde tendrían que adaptarse a lo estrictamente narrativo desde lo visual.

Entonces, ¿dónde queda la función perturbadora de caracterizar al "Otro" desde la música en el cine? En la conciencia del creador, que no siempre es el director, que no siempre deja de lado lo estético, lo tecnológico, lo personal para ponerse a reflexionar sobre la construcción de percepciones y sentidos sobre el "Otro" que la música de sus películas pueden o no producir en los espectadores . Al final lo que prevalece es su visión, su versión, su individualidad.

 

Chico y Rita: La fiesta, la vida

Un hombre se encuentra con una mujer en una rumba. Se encuentran y se desencuentran a medida que pasa la noche. El hombre se llama Chico, la mujer Rita. Ambos son músicos, uno toca el piano y la otra canta. La rumba va pasando, sin saberlo, los dos se enamoran. La vida va pasando, sin saberlo,…

Encuentro de Cine | El corto boliviano, hoy

Descarga

Acercamientos críticos a Olvidados (Bolivia, 2014)

 

 

INSURGENCIAS

 

Cinemas Cine en La Razón