Edición Nº 65

La Revista

Criticas

El rey negro

 

Autor: Claudio Sánchez

El documental reafirma su espacio de privilegio en el cine boliviano, una condición que se le asigna por ser el lugar de exploraciones y propuestas más interesantes. En el caso de El rey negro (2017), película dirigida por Paola Gozálvez, la no ficción llega a un punto alto del cine contemplativo hecho en el país.

La historia de un rey es siempre una cuestión interesante. Si el rey se encuentra en Latinoamérica gana todavía mayor interés. En este caso el rey está en Bolivia y es afro descendiente. Esto es suficiente motivo para realizar una película.

Durante la época colonial llegaron a Bolivia esclavos africanos que con el tiempo constituyeron familias lejos de su tierra de origen y empezar a formar parte del tejido social de distintos países americanos. En Bolivia esta migración se redujo a pocas familias que terminaron haciendo propia la tierra de los Yungas en La Paz. Entre quienes llegaron al país había un hombre que fue rey, como una herencia colonial y monárquica se estimó que esta condición debía mantenerse por linaje, y que el próximo debería ser descendiente del anterior. Don Julio Pinedo es ahora el rey.

El documental busca el testimonio de Pinedo y su esposa, construye – en su primera parte - un relato a partir de los paisajes yungueños. El rey vive como cualquier otro ciudadano de la zona, su mujer atiende una tiendita en el pueblo, él es agricultor. Sin embargo, existe por parte de la comunidad un respeto especial a Pinedo, y la figura de su abuelo don Bonifaz, a quien los afro descendientes buscaban para hacer consultas y buscar soluciones.

Más allá de la historia del reinado, la película intenta recuperar el relato de los protagonistas sin escudriñar en su intimidad, hay también un respeto al rey, una distancia que nunca se quiebra entre la cámara y el personaje. Esto se profundiza y complejiza en tanto los planos abiertos recuerdan que los afro descendientes y su rey se encuentran lejos de su origen reproduciendo prácticas culturales que ya no les son propias.

La historia oral se la recupera no sólo por lo que dicen, como una declaración textual frente a la cámara, sino desde las canciones y cómo ellos componen sus letras para seguir narrando sus propias experiencias, esta oralidad musicalizada representa un elemento fundamental en la cultura afro boliviana.

El rey negro es también la historia de un viaje, el retorno de los Pinedo al África, un viaje a Uganda, y es aquí donde la película sorprende, cuando el documental registra el encuentro con el otro o con ellos mismos, el rey afro boliviano en las calles de un pueblo que no lo reconoce, escuchando un idioma que no lo entiende, distante, confundido con las diferencias, es con esta travesía que la producción logra quebrar el discurso inicial de que sería lo mismo la vida en Bolivia que en África para los afro bolivianos.

Gozálvez retrata una realidad y su reflejo, confronta a sus personajes con sus propias realidades y sus esperanzas ideales. El rey negro deja el testimonio de una historia real, y deja atrás – en un mismo viaje – la hipótesis de que es igual aquí o allá.      


El rey negro

Genero: Documental
Pais: Bolivia
Año: 0000
Direccion: Paola Gozálvez
Reparto: Julio Pinedo
Musica:
Fotografia:
Duracion: 72 min.
Guion: Paola Gozálvez
Produccion: Pucara Films, Creta Producciones
Sinopsis:


 >