Edición Nº 62

La Revista

Criticas

Fuera de aquí, un clásico

 

Autor: Claudio Sánchez

La posibilidad de ver una película que va cumplir cuarenta años, la cual se hizo bajo la fórmula del cine de denuncia con el objetivo de dar a conocer una realidad que debía cambiar, y comprobar que algunas – muchas – cosas no han cambiado tanto, son síntoma de que estamos ante lo que se puede considerar un clásico. Sus propios conflictos narrados son los mismos problemas que hacen a la humanidad ser lo que es y estar siempre en esta dialéctica entre “opresores” y “oprimidos”.

Fuera de Aquí (Lluksi Kaimanta) fue estrenada en 1977 luego de haber sido rodada en Ecuador por el Grupo Ukamau con Jorge Sanjinés como su director. Este largometraje profundiza en las búsquedas estéticas y discursivas de Sanjinés, el plano secuencia gana presencia frente a sus anteriores películas; además, el mensaje es textual sobre la búsqueda de la unión obrero-campesina para poder vencer frente al atropello de los poderosos sobre los desposeídos.

Filmada en las montañas de los Andes ecuatorianos, en la comunidad de Cala Cala, esta es la historia de la llegada de un grupo de gringos que se presentan como evangelizadores. Sanjinés hace una clara diferenciación de que estamos frente a sectas evangélicas que pretenden llevar la doctrina religiosa a los campesinos del lugar. Los gringos prometen ayuda, brindan atención médica - el director sugiere con esto una autoreferencia a la célebre  Yawa Mallku (1969) que propone la sublevación de un grupo de campesinos quechuas en Bolivia frente a la presencia de “los cuerpos de paz” – la comunidad primero acepta y participa, sin embargo llega el desencanto y un quiebre divisionista entre los campesinos. Sanjinés es muy claro con esta denuncia, que plantea la división del movimiento obrero, el cual debería siempre estar unido, como una consecuencia de la fórmula intervencionista que utilizan los gringos sobre las comunidades. En este caso utilizando la religión como principal su herramienta.

El conflicto llega cuando los inocentes gringos que querían brindar ayuda se retiran y llegan a la comunidad otros burócratas para anunciar que en esas tierras se han descubierto yacimientos de minerales que deben ser explotados por una empresa transnacional. La propuesta es que los campesinos pasen a convertirse en mineros. Ya quebrada la unidad campesina se hará una negociación en la ciudad, en la que más como un protocolo, se pondrá de manifiesto el interés que existe por parte del gobierno nacional porque la empresa pueda hacer la explotación de zinc y que se pueda contar con el visto bueno de los campesinos.

Ante la oposición de los campesinos llega la represión. Las fuerzas armadas intervienen la comunidad, se da una masacre y se incendian las casas de los comunarios. Como una medida más drástica se lleva a un páramo andino a más de un centenar de hombres y mujeres, un lugar que está a más de cien kilómetros de distancia de su tierra de origen. Este detalle es narrado por una voz en off que ha acompañado el relato con breves pero contundentes intervenciones, un recurso que puede ser cuestionado hoy, pero que sin embargo le es funcional a la película en relación a su objetivo de hacer la denuncia de lo que está sucediendo. De todas formas, este detalle, no es un sinónimo de que Sanjinés no haga una obra bella desde su estética.

En Fuera de Aquí ya está consolidado un pensar el cine, una forma de discurso que ha sabido traducir una forma de pensar – la de los campesinos del Ande – en imágenes. En la película la figura de la unidad, más allá de la individualidad, gana fuerza en las tomas que representan al colectivo como un solo hombre. El plano secuencia ayuda en este sentido a decir que lo que vemos no es un dirigente, o la dirigencia campesina, sino la comunidad reunida para defender su tierra. La cámara subjetiva hace que el espectador se sienta parte de las reuniones, Sanjinés hace que uno se sienta parte de las discusiones, pone en el lugar de ese “otro”, y fortalece todo el discurso central que exige la unidad obrero campesina. En ciertas escenas el director le dice al espectador - con este recurso técnico - que es importante que la gente de la ciudad pase a buscar las formas de encontrarse con su hermano campesino que está en la misma búsqueda colectiva que los hace ser “los oprimidos”. Por eso esta película se inscribe en el cine político latinoamericano como una de sus piezas más brillantes. En Fuera de Aquí el mensaje es muy claro, solo la unidad puede permitir en el futuro la victoria de “los oprimidos” sobre “los opresores”.

Sanjinés sugiere también ciertos matices en quienes pueden ser identificados como los enemigos, la escena en la que un militar de alto grado se acerca a la barricada para poder negociar el desbloqueo, momento en el que se le explica la solidaridad con la comunidad de Cala Cala, y la respuesta por radio a sus superiores con la negativa de atacar y disparar a los campesinos sugiere una empatía en ciertos niveles del poder con las causas de “los oprimidos” que pueden ser ellos mismos.

Fuera de aquí es, como se ha dicho en un principio, un clásico de la cinematografía latinoamericana, su triste vigencia permite reflexionar una vez más sobre las formas en las que operan “los opresores”, las cuales a pesar de todos estos años no han cambiado tanto. Ver a Sanjinés es una forma de recuperar la memoria y combatir contra su expropiación, la cual ha sido una fórmula de alienación que ha dejado para el presente una generación que desconoce no sólo su historia, sino – y por sobre todo – su tradición cinematográfica nacional. Sanjinés es para Bolivia el mayor referente del cine de todos los tiempos, es quien supo contar con el Grupo Ukamau lo que sucedía/sucede entre “oprimidos” y “opresores” postulando además posibles formas de vencer sobre el atropello general.   


Fuera de Aquí

Genero: Drama
Pais: Ecuador, Bolivia
Año: 1977
Direccion: Jorge Sanjinés
Reparto: Campesinos de Ecuador
Musica: Los Rupay, Jatari, Músicos de Tombolona y Salasaca
Fotografia: Jorge vignati, Roberto Siso
Duracion: 102 min.
Guion: Jorge Sanjinés, Beatriz Palacios
Produccion: Grupo Ukamau Bolivia; Departamento Cine ULA Venezuela; Universidad Central del Ecuador, Producción Asociada; Palacios, Beatriz, Jefe Producción; Ramírez, Guillermo; Viteri, German; Pereira, Vicencio, Asistentes Producción; Sanjinés, Jorge; Carrasco, Germán, Editores. Ecuador-Venezuela-Bolivia. Universidad Central del Ecuador; Universidad de Los Andes Venezuela, Auspiciantes.
Sinopsis: Una comunidad campesina de los Andes ecuatorianos enfrenta repentinamente un conflicto de tierras con los representantes legales de una enorme empresa cuyo descubrimiento de riquísimos yacimientos minerales en el sitio es el motivo de la codiciosa ofensiva sobre esos lugares, donde la comunidad habitó desde tiempos inmemoriales. En medio del conflicto aparece en escena una secta religiosa. La prédica de esta última se encuentra orientada a confundir a los comunarios y eventualmente a dividirlos.


 >