Edición Nº 69

La Revista

Criticas

Imaginar una ciudad desde el Averno

 

Autor: Sebastian Morales Escoffier

Loayza vuelve al cine después de seis años con Averno. La película cuenta la historia de Tupah, un lustrabotas que recibe el encargo de buscar a su tío. El encargo hace que Tupah se adentre en un mundo de realismo mágico, en donde los paisajes de la ciudad de La Paz llevan al protagonista por extraños espacios; el alcohol, personajes y situaciones extravagantes son la norma.

En Averno hay una clara búsqueda de parte de Loayza de cambiar el registro de su cine anterior ligado a la comedia, para explorar el género fantástico. Sin embargo, hay ciertos motivos que aparecen a lo largo de toda su obra. Un elemento común en las películas de Loayza es lo que se podría llamar lo popular y la imaginería que esta alrededor de ello.

Este motivo recurrente en el cine de Loayza se enfrenta en esta película a un reto mayor en relación a las anteriores, en tanto las creencias poéticas y populares deben enfrentarse a un diseño de producción bastante grande. Es decir, Loayza crea una serie de mundos que tienen base en las calles y paisajes paceños, para contar la historia. Averno es una Divina comedia paceña, en donde el que peregrina debe pasar por un sinfín de espacios diferentes, con características en muchos casos diametralmente opuestas. En este viaje fantasioso por La Paz, Loayza logra, en general, transmitir la magia de los espacios presentados a partir de una puesta en escena barroca.

Sin embargo, hay también espacios que no logran competir con otros y que hacen que la trama sea bastante desigual. Uno de ellos tiene una importancia capital en la película: el “Averno”. Toda la trama prepara al espectador para el momento en que Tupah llegue finalmente a este espacio. Pero aquí no se ve el despliegue visual que se esperaría para el momento del clímax de la película. Todos los elementos barrocos se pierden y Loayza elige, en el último tramo del filme, ahorrar recursos narrativos. El sufrido viaje de Tupah por esta La Paz imaginada termina resolviéndose muy rápido, sin sorpresa, sin clímax. El Averno, en tanto espacio, deja un sabor a poco, en relación a todo lo que Loayza había presentado y advertido en los mejores momentos del filme.

Averno, siendo una película desigual, es un homenaje a esa ciudad imaginada por escritores como Jaime Saenz. Un lugar en donde detrás de cada puerta se encuentra un espacio fantástico, a veces aterrador, pero que permite hacer volar la imaginación del transeúnte curioso y atento. Loayza, con la puesta en escena de estos espacios, asume el reto y logra, en la mayor parte del relato, transmitir esa fuerza mágica propia de la cuidad poética.

 

Cuestión de fe (1995)

El más claro ejemplo del uso de lo popular en el cine de Loayza es la imprescindible Cuestión de fe, en donde el leitmotiv de la película es la adoración de la figura de la virgen. En el filme, dos compadres, tienen la misión de llevar a una virgen a un pueblo de los Yungas.

Corazón de Jesús (2004)

En Corazón de Jesús, todo se va desarrollando a partir de la “viveza criolla”. El personaje principal, Jesús, protagonizada por Cacho Mendieta, aprovecha una confusión burocrática, para vivir de manera gratuita en un hospital.

 Las bellas durmientes (2012)

En este filme, la expresión de lo popular se hace patente en los protagonistas de la película: dos policías de rango bajo que se encuentran con el reto de resolver una serie de asesinatos de modelos cruceñas. 


Averno

Genero: Fantástico
Pais: Bolivia
Año: 2018
Direccion: Marcos Loayza
Reparto: Paolo Vargas, Leonel Fransezze, Fred Nuñez, Patricia García, Adolfo Paco, Sidney Sanchez, Franco Miranda, Raúl Beltrán, Rosa Ríos, Miguel Ángel Estellano, Álvaro Gonzáles, Percy Jimenez, Luigi Antezana, Freddy Chipana, Alejandro Marañon
Musica: Federico Pereira, Gabriel Estrada
Fotografia: Nelson Wainstein
Duracion: 87 minutos
Guion: Marcos Loayza
Produccion: Alma Films. Productor: Santiago Loayza
Sinopsis:


 >